miércoles, 21 de octubre de 2009

Carta a la resistencia

Vientos de cambios y unión estamos sintiendo, pero como todo viento siempre se escapa de las manos, no debemos dejar que eso pase. No solo porque es necesario para la consolidación latinoamericana, ni porque hubiera sido el sueño de San Martín y Bolívar, porque (sin adjudicar nombres, ejemplos, próceres, individualidades,) es por lo que se viene luchando; insistiendo, pidiendo, haciendo. El esfuerzo, la voluntad de libertad, la libertad de voluntad, la fuerza misma se merece el reconocimiento de todos aquellos que solemos llamar ciudadanos, o sociedad.

Creo que esta conexión interesante y verdadera que cada vez mas se esta consolidando, no es gracias a los ideales que son los responsables de las diferencias, sino debido a la conciencia que hubo/hay sobre a donde se quiere llegar: la libertad social ya que el hombre genero la sociedad, es lo que necesita ya que con ella se asegura su propio bien estar como individuo.
Donde se implanto la conciencia de necesidad de libertad debido a la conciencia de la misma como ser-libre que es el hombre, es en donde hoy estamos parados, y digo implanto ya que la verdadera revolución que heredamos de todos los caídos en la lucha fue la de la educación, del saber sobre la libertad. De lo que representa ser libre, que es lo que somos sin importar como estamos condicionados, ya que ´´el hombre es lo que hace con lo que hicieron de él`` decía por ahí un Filósofo Frances llamado Jean-Paul Sartre, con mucha razón debido a que al momento de tomar conciencia de nuestra libertad no hay cadena que me impida ser lo que soy.
Por eso mismo ya no vamos a dejar que nos quiten nuestra razón de ser-en-el-mundo, implantando miedo, presionando a punta de terror y futuros momentos de desesperación, no solo no se le va a permitir a esos omnipotentes sino que no va a suceder, entendamos por esto el significado de no mas hombres de elite, tal o cual feudal o aristócrata cual pueblo trabajaba para ellos enriqueciéndose ellos en vez de trabar para ellos.
Queremos un lugar donde la pensamiento sea el fruto de la conciencia, donde las diferencias luchen entre si equitativamente, con el mismo poderío, intelectual, político, social, y no un mundo como ring donde encontramos Pensamientos vs. Armas.

Hoy la voluntad de poder se concentra en la minoría oculta, pero sus caretas están cayendo en las trincheras dando batalla dura, (pero básicas, superfluas demagogas), y el pueblo lo ve. Ellos se confiaron que nosotros éramos como las paredes que no hablábamos. Pero el pueblo ahora habla. El pueblo esta cantando. El pueblo se canso, tomo conciencia de los errores cometidos al momento de elegirlos, ya no se dejan alumbrar por el decoro de una ciudad bonita, superflua, inútil, porque de inútiles no podemos esperar otra cosa más que sean inútiles.

1 comentario:

  1. Genial Nico, la verdad, excelente narracion..
    me encanto :D

    ResponderEliminar